JA slide show

 

Síguenos y entérate antes que nadie de nuestras promociones, productos recién llegados y mucho más.

picto_tel1

Servicio de Atención profesional

Teléfono 

972 308 014

Consultas por Email

whatsapp-tresedats1
 
  
twitter facebook baner-profesionales
picto_email1 Facebook youtube
Twitter
Youtube

Productos y Servicios para Particulares, Empresas y Profesionales

Spanish Catalan Danish Dutch English French Russian
Tu Compra
VirtueMart
Su pedido está VACIO.

HIPOCALCEMIA Y ERGYOSEO DE NUTERGIA

2015-05-22 095633

 

La hipocalcemia es una enfermedad en la que los niveles de calcio en sangre están demasiado bajos. Produce síntomas neuromusculares y neuropsiquiátricos, que pueden llegar a ser graves si no se tratan.

 

Nuestros profesionales aconsejan una dieta equilibrada que incluya productos lácteos, pescados como el salmón y vegetales de hojas verdes como la espinaca es fundamental para poder evitar este problema y combinarlo con ERGYOSEO de Nutergia

 

hipocalcemia 2 www.tresedats.es

 

Hablamos de hipocalcemia cuando los niveles de calcio en sangre están bajos. El calcio es una sustancia imprescindible para que se produzca la contracción de los músculos, la transmisión de los impulsos nerviosos, la activación de los sistemas de coagulación de la sangre y la formación de los huesos. Por ello, la existencia de hipocalcemia va a producir síntomas a nivel muscular, nervioso y óseo fundamentalmente.

 

La hipocalcemia es una patología prevenible en un porcentaje alto de casos.

 

 

Algunos signos y síntomas que pueden sugerir la existencia de calcio bajo en la sangre son: sensación de hormigueo en la boca, las manos o los pies, dolores musculares y espasmos, dificultad para respirar, palpitaciones, piel seca, desorientación o incluso delirios y alucinaciones. La hipocalcemia aumenta además el riesgo de sufrir fracturas óseas, especialmente en ancianos.

 

Se trata de un problema que puede afectar a todo tipo de personas, desde niños hasta gente de edad avanzada, aunque es especialmente frecuente en ciertos grupos de población como ancianos, embarazadas, mujeres posmenopaúsicas, personas en tratamiento prolongado con corticoides o vegetarianos. También aquellos pacientes que han sido sometidos a una cirugía de la glándula tiroides o la paratiroides tienen un riesgo importante de desarrollar hipocalcemia.

 

Las causas de hipocalcemia son muy variadas, desde una baja ingesta de calcio en nuestra dieta habitual, a un aumento de las pérdidas de este mineral por el consumo de fármacos como los diuréticos. Alteraciones en la glándula paratiroides, que es la encargada de producir la hormona paratiroidea o PTH (cuya función es regular el metabolismo del calcio y el fósforo) es otra causa muy frecuente de hipocalcemia.

 

El diagnóstico de este trastorno se lleva a cabo mediante un análisis de sangre, realizándose otras pruebas diagnósticas si el especialista lo considera oportuno. Se considera hipocalcemia cuando la cantidad de calcio iónico es menor de 4.75 mg/dl o cuando la cantidad de calcio total en sangre está por debajo de 8.5 mg/dl. Cuando se diagnostica este problema, el objetivo del tratamiento es reponer los niveles de calcio y restaurar el equilibrio de los minerales en el organismo.

 

Si la hipocalcemia es muy grave –cuando los niveles son muy bajos o caen rápidamente–, puede ser necesario tratamiento urgente por vía intravenosa, pues la vida del enfermo puede correr peligro. Sin embargo, la mayoría de las veces se pueden reponer los niveles de calcio mediante medidas dietéticas o con la toma de suplementos de calcio ( ERGYOSEO) y vitamina D

 

Prevención de la hipocalcemia


El calcio es un mineral muy importante para el mantenimiento de la contractilidad muscular, la correcta transmisión de los impulsos nerviosos, los sistemas de coagulación sanguínea y la formación de los huesos y los dientes.

 

La ingesta diaria de calcio recomendada depende factores como la edad, el sexo o el embarazo, aunque se calcula que ésta debe ser de unos 1000-1200 mg al día aproximadamente. Para prevenir la hipocalcemia (niveles bajo de calcio en sangre), se aconseja realizar una dieta que incluya lácteos (leche, yogur...), vegetales de hojas verdes como la espinaca, cereales ricos en vitamina D o determinados pescados como la sardina o el salmón.

 

Los suplementos de calcio también puede ayudar, pero siempre deben ir acompañados de vitamina D. De hecho, algunos suplementos de calcio ya incluyen una pequeña cantidad de vitamina D para facilitar su aprovechamiento.

 

Hay que recordar que deben recibir suplementos de calcio sólo aquellas personas a las que se lo indique su médico. Quienes más frecuentemente los requieren son personas con una dieta deficiente en calcio, mujeres embarazadas o posmenopaúsicas, pacientes sometidos a cirugía de cuello en los que se han extirpado las glándulas paratiroides y los ancianos. Estos últimos suelen necesitar suplementos de calcio frecuentemente, ya que tienen más riesgo de desarrollar enfermedades de los huesos como la osteoporosis. La ingesta adecuada de calcio y vitamina D, así como la realización de ejercicio de forma habitual, es esencial para mantener una buena salud de los huesos durante toda la vida.

 

Para más información pinchar aquí

 

 

 
Acceso Usuarios Tienda
Condiciones

 

GASTOS DE ENVÍO Gratis a España Península,Baleares y Portugal(A partir 80€) 

Para compras iguales o superiores a 300€ para el Resto de Europa, los gastos de envio seran gratuitos. Consultar resto del continente.

Portes Tarifa Plana. Coste fijo de envío 12 € importe inferior a 80 € España y Portugal

Formas de Pago: b_BankTransferm30