JA slide show

 

Síguenos y entérate antes que nadie de nuestras promociones, productos recién llegados y mucho más.

picto_tel1

Servicio de Atención profesional

Teléfono 

972 308 014

Consultas por Email

whatsapp-tresedats1
 
  
twitter facebook baner-profesionales
picto_email1 Facebook youtube
Twitter
Youtube

Productos y Servicios para Particulares, Empresas y Profesionales

Spanish Catalan Danish Dutch English French Russian
Tu Compra
VirtueMart
Su pedido está VACIO.

El ejercicio reduce el riesgo de infarto en los mayores


Las personas que caminaban más y más rápido y dedicaban más tiempo de su ocio a actividades que les mantuvieran físicamente activos, tenían hasta un 11% menos riesgo de sufrir un ataque cardiaco o muerte súbita

yoga-grupo-2

 

Una nueva investigación corrobora los beneficios de practicar ejercicio físico en la tercera edad, y revela que incrementar la cantidad o intensidad de la actividad física a partir de los 65 años puede mejorar el bienestar eléctrico del corazón disminuyendo así el riesgo de sufrir un infarto cardiaco.

 

Para realizar el estudio, los científicos seleccionaron a 985 personas (con una media de 71 años de edad) que participaban en un amplio estudio sobre los factores de riesgo de patología cardiaca en mayores de 65 años –el Cardiovascular Health Study–, y analizaron 24 horas de grabaciones de monitores cardiacos de estas personas, tomadas a lo largo de cinco años.

 

La frecuencia cardiaca, o el tiempo que transcurre entre un latido y el siguiente, varía de acuerdo a factores como la salud del corazón y del sistema nervioso que regula dicho órgano, y los primeros trastornos que se producen en este sistema se manifiestan en forma de cambios en la variabilidad de la frecuencia cardiaca, unas alteraciones que predicen el riesgo de sufrir ataques cardiacos en el futuro.

 

ejercicio-1-400x266

Los autores del trabajo comprobaron que las personas que caminaban más y más rápido y dedicaban más tiempo de su ocio a actividades que les mantuvieran físicamente activos presentaban menos ritmos irregulares del corazón y una mayor variabilidad de la frecuencia cardiaca, en comparación con los menos activos.

 

Estos expertos también calcularon la diferencia entre los niveles más elevados y más bajos de actividad física, y concluyeron que los más activos tenían un 11% menos riesgo de sufrir un ataque cardiaco o una muerte súbita por un fallo del corazón. En su opinión, cualquier tipo de ejercicio es mejor que no hacer nada, pero mantener o incrementar la distancia recorrida o el ritmo de la marcha a medida que se envejece aumenta los beneficios para el corazón.

 

 
Acceso Usuarios Tienda
Condiciones

 

GASTOS DE ENVÍO Gratis a España Península,Baleares y Portugal(A partir 80€) 

Para compras iguales o superiores a 300€ para el Resto de Europa, los gastos de envio seran gratuitos. Consultar resto del continente.

Portes Tarifa Plana. Coste fijo de envío 12 € importe inferior a 80 € España y Portugal

Formas de Pago: b_BankTransferm30